Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Bertolucci ordenó y filmó el abuso sexual a Maria Schneider

Bertolucci ordenó y filmó el abuso sexual a Maria Schneider

Bertolucci confesó ser el autor del abuso sexual que Marlon Brando perpetró frente a las cámaras contra Maria Schneider; la violencia sexual abarca actos que van desde el acoso verbal a la penetración forzada.

Bertolucci: autor de violencia sexual

“Me siento culpable pero no me arrepiento. A veces cuando haces películas, para obtener algo creo que tenemos que ser completamente libres. No quería que María actuara la humillación, la ira, quería que María sintiera, no actuara, la rabia y la humillación”.

Bernardo Bertolucci sobre la violencia sexual contra Maria Schneider.

Así recuerda el director italiano la “escena de la mantequilla” de la película El último tango en París, donde se representó a la actriz Maria Schneider de 19 años siendo violada por el actor Marlon Brando  de 48. Con esta declaración el cineasta se confesó autor de la violencia sexual que el actor perpetró en contra de la joven actriz, quien ya había denunciado este abuso en 2007 en una entrevista con Dayly Mail.

En esa ocasión la actriz confesó que esa escena no estaba en el guión original y que debió haber llamado a su representante o a su abogado, pero que en ese entonces no lo sabía. Y aunque en esa conversación la actriz explicó que aunque lo que le hizo Brando no fue real, sus lágrimas eran verdaderas porque la obligaron a filmar la escena sin previo aviso por lo que se sintió humillada y violada.

Si hubo o no penetración no se sabe con certeza, sin embargo, lo que es un hecho es que hubo violencia sexual contra la joven intérprete. “La violencia sexual abarca actos que van desde el acoso verbal a la penetración forzada y una variedad de tipos de coacción, desde la presión social y la intimidación a la fuerza física”, como lo establece la Organización Mundial de la Salud.

Bertolucci dice que se siente culpable, más no arrepentido, es decir, si pudiera lo volvería a hacer en “pro del arte” dirán unos, pero lo que él hizo no fue solamente documentar (y con esto revictimizar a Maria) la agresión, sino que al planearla, ejecutarla, filmarla y reproducirla Bertolucci, Brando y todos los demás involucrados violaron los derechos de Schneider a una vida libre de violencia, al respeto a su integridad física, psíquica y moral y a que se respete la dignidad inherente a su persona, establecidos en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención Belem Do Para).

Corina del Carmen

Top