Estás aquí
Inicio > Derechos humanos > Desde Argentina gritan ¡Libertad para Belén!

Desde Argentina gritan ¡Libertad para Belén!

En los dos años que lleva presa, Belén nunca tuvo acceso a su expediente; las violaciones a sus derechos comenzaron desde que el personal del hospital avisó a la policía.

chains

Este viernes, en plazas de distintos lugares de Argentina, periodistas, activistas y defensoras se manifestarán por la libertad para Belén, la joven tucumana condenada a ocho años de prisión (ya cumplió dos de la condena) acusada injustamente de “homicidio agravado por vínculo”, debido a que sufrió un aborto espontáneo en un hospital de la provincia argentina de Tucumán.

El caso de Belén manifiesta la violencia institucional, ya que además de que su derecho a la confidencialidad médico-paciente se violó cuando el personal del Hospital Avellaneda de San Miguel de Tucumán dieron parte a la policía sobre su situación, las autoridades impartidoras de justicia también violaron sus derechos.

Soledad Sosa, diputada nacional por por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), declaró a Cimac Noticias que durante los cinco días que la joven permaneció en el hospital recibió la visita de un sacerdote, quien la llevó al área de neonatología.

La violencia contra Belén por parte de las instituciones continuó en reclusión. La legisladora señaló que en los dos años que lleva presa nunca tuvo acceso a su expediente y la defensora de oficio no le brindó un trato humanizado.  Esto cambió hasta que Soledad Deza, abogada de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, se encargó del caso.

Instancias internacionales como Amnistía Internacional (AI) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) también se pronunciaron a favor de los derechos y la libertad de Belén. Por un lado AI apoyó la campaña #LibertadParaBelén, y por su parte la ONU recomendó el mes pasado al Estado argentino la revisión de su legislación sobre aborto, la instancia señaló que en pro de la libertad para Belén y de acuerdo con los estándares internacionales, el aborto debe despenalizarse a nivel nacional.

La legislación argentina permite el aborto no punible en casos de violación o cuando represente un riesgo para la salud de las mujeres desde 1922, y un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de 2012 lo ratificó.

En México, hasta 2016 van 18 entidades que modificaron sus legislaciones locales para “proteger la vida desde la concepción”, lo que viola los derechos humanos de millones de mujeres, jóvenes y niñas mexicanas.

Redacción

Top