Estás aquí
Inicio > Mujer ilustre > Amelia Bloomer, por la comodidad de la mujer y su derecho al sufragio

Amelia Bloomer, por la comodidad de la mujer y su derecho al sufragio

Ella creó los pantalones bombachos, una revolución indumentaria y un escándalo para la época victoriana; Amelia Bloomer publicó The Lily, un espacio completamente dedicado a la mujer y a sus intereses.

Amelia Bloomer

En la actualidad, Amelia Bloomer es recordada como la creadora de una moda revolucionaria en su época, los bloomers, fueron nombrados así por su apellido y conocidos en español como pantalones “bombachos”. Ella intentó cambiar la rígida moda victoriana por prendas más cómodas y apropiadas para las diferentes actividades en que la mujer incursionaba.

Además de dicho mérito, Amelia fue una incansable defensora de los derechos de las mujeres, sobre todo en el ámbito político. Nació en Homer, Nueva York, en 1818. Se casó con Dexter Bloomer, un abogado estadounidense que la apoyó para que publicara sus ideas a favor del sufragio femenino, en su periódico, The Seneca Falls Courier.

Este hecho la llevó a participar en la primera convención en la que los derechos de las mujeres fueron defendidos en todos los ámbitos sociales, la Seneca Falls Convention, en la que se obtuvo  como resultado el Declaration of Sentiments, un documento basado en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, en el que se denunciaban las restricciones a las que las mujeres estaban sometidas: no poder votar, ni ocupar cargos públicos, entre otras.

En 1849, animada por Elizabeth Cady Stanton y Susan B. Anthony, otras defensoras de los derechos de la mujer, comenzó a publicar su propio periódico The Lily, un espacio completamente dedicado a la mujer y a sus intereses. Abordaba temas como educación, disciplina, moda y por supuesto sufragio, esto desde una perspectiva reformista, la cual reclamaba un papel mas destacable e igualitario de la mujer en la sociedad. 

Fue en dicho periódico que Amelia propuso una “atrevida” vestimenta para su época, los ya mencionados pantalones bloomers. Este vestuario estaba inspirado en los trajes turcos. Eran enaguas largas, flojas y ligeramente amplias que se estrechaban en el tobillo; sobre ellas iba una falda más corta que las habituales faldas victorianas y consistían básicamente en mejorar la calidad de vida de las mujeres. Sentirse más cómodas era la primicia.

La presentación de sus pantalones para mujeres provocaron indignación entre la sociedad e insultos de la prensa. Como dato curioso, existe la expresión  making a bloomer, que al español podría traducirse como “meter la pata” o “regarla”. Su origen fue la presentación de los citados pantalones.

Amelia Bloomer también participó en el Movimiento por la Templanza, a dicha organización se le asociaba con otros movimientos en defensa de las mujeres por la correlación entre el alcoholismo y la violencia doméstica.

Después del revuelo causado por los innovadores pantalones, Amelia vendió su periódico The Lily, y junto con su esposo se mudaron a Ohio. Amelia Bloomer siguió participando activamente a favor de los derechos de la mujer y colaborando con grupos y asociaciones sufragistas. Murió el 31 de diciembre de 1894 en Council Bluffs, Iowa.

Redacción

One thought on “Amelia Bloomer, por la comodidad de la mujer y su derecho al sufragio

Comments are closed.

Top