Estás aquí
Inicio > Política > 60 % de las latinoamericanas son acosadas en el transporte público

60 % de las latinoamericanas son acosadas en el transporte público

De acuerdo con encuesta, el 74.3 % de las mujeres señaló que el trolebús es el transporte público donde más se sufre violencia sexual; el 4 de marzo del 2015, el gobierno de Perú aprobó la iniciativa de ley para prevenir y sancionar el acoso sexual en espacios públicos.

Hombre acosa a mujer en transporte público

Las Cabinas Cuéntame, programa impulsado por la vice alcaldesa Daniela Chacón, formaron parte fundamental en la atención de dos nuevas víctimas de acoso sexual en unidades de transporte público de Quito, Perú, y en el acompañamiento del proceso legal para denunciar a sus atacantes. Ambas mujeres, mayores de edad, no dudaron en mostrar su valentía, decidieron empoderarse y alzar su voz para que estos casos no queden impunes.

El 73 % de los viajes en el Distrito Metropolitano de Quito se realizan en transporte público, por ello las autoridades buscan atender a los problemas de orden social que ocurren en este sistema de movilización, a través de la incorporación de la policía metropolitana para brindar mayor seguridad, al igual que la implementación de cabinas de atención exclusiva para casos de acoso sexual.

Según datos de la Fundación Thomson Reuters, 6 de cada 10 mujeres son acosadas físicamente en los transportes públicos en América Latina. La encuesta sobre percepción de seguridad se realizó por Internet a 6 mil 550 mujeres y fue aplicada por expertos en género en las 15 capitales más grandes del mundo; se concluyó que el transporte en Bogotá es el más inseguro para las mujeres, seguido por el de Ciudad de México y Lima.

Esta realidad no escapa a Quito. En el 2012, se realizó una encuesta para el programa Ciudades Seguras libres de violencia en Quito y las cifras que arrojó sobre acoso físico y psicológico a usuarias en el transporte público fueron alarmantes.

En el 2014, el Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana desarrolló un estudio sobre percepción de violencia y acoso sexual en el transporte público con el fin de contar con una línea base que permita identificar los principales factores que provocan la violencia sexual a mujeres en el sistema trolebús.

Las cifras no han cambiado desde el estudio del 2012, lo que quiere decir que no hubo avances ni políticas públicas para solucionar este mal que aqueja a la sociedad. La información más relevante de la encuesta de 2014 muestra que, de las 910 mujeres encuestadas, el 49 % recibió palabras obscenas u ofensivas, el 71 % dijo sentir miedo de sufrir varias veces un acoso, ataque o abuso sexual mientras usan el trolebús.

Asimismo, el 58 % respondió que hombres se recargaron varias veces en ellas con sus cuerpos con fines de carácter sexual. El 74.3 % de las entrevistadas señaló que el trolebús es el transporte público donde más se sufre violencia sexual. Cuando la persona fue intimidada, el 65.6 % reaccionó cambiándose de puesto y sólo un 8 % avisó al conductor o guardia. Además, aproximadamente una de cada tres mujeres dijo que en algún momento tocaron sus partes íntimas en este sistema. Los rangos de edad entre los que fueron mayormente afectadas fueron de entre los 25 y 40 años.

Por su parte, el Banco Mundial concluyó cuatro aspectos que los Estados deben tomar en cuenta para combatir el acoso en el transporte público:

1) Denunciar una agresión ante las autoridades es fastidioso y casi nunca da resultados

2) Alzar la voz se vuelve complicado porque no existe el sentimiento de comunidad entre pasajeros

3) Cuando mejor es la infraestructura, más seguro se sienten los usuarios y,

4) Segregar por sexos no es la solución, sino solo un parche.

Experiencia en Derecho Comparado

Perú

El 4 de marzo del 2015 se marcó un hito en la lucha por la igualdad de género en Perú y América Latina: el congreso de la República del Perú aprobó el proyecto de Ley para prevenir y sancionar el acoso sexual en Espacios Públicos, el cual previene y sanciona el acoso sexual callejero, el primero de su naturaleza en el continente.

Es necesario precisar que esta norma contempla en su contenido una reformatoria a las leyes penales de Perú. La Ley establece en sus disposiciones un concepto de acoso sexual callejero y sus diversas manifestaciones bajo los siguientes estándares: 1) Actos de naturaleza verbal, 2) Comentarios, bromas e insinuaciones de tipo sexual, 3) Gestos obscenos que resulten insoportables, hostiles, humillantes u ofensivos, 4) Tocamientos indebidos, roces corporales frotamientos o masturbaciones; y 5) Exhibicionismo o mostrar los genitales en lugares públicos.

Además, como elementos para configurar el acoso sexual en espacios públicos se tomó en consideración: 1) El acto de naturaleza o connotación sexual; y, 2) El rechazo expreso del acto de naturaleza o connotación sexual por parte de la víctima, salvo que las circunstancias del caso impidan expresarlo o se traten de menores de edad.

Argentina

El 11 de abril de 2009, en Argentina, se promulgó la Ley de Protección Integral a las Mujeres, con el objeto de: a) eliminar la discriminación entre mujeres y varones en todos los órdenes de la vida; b) El derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia; c) Las condiciones aptas para sensibilizar, prevenir, sancionar y erradicar la discriminación y la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos; d) El desarrollo de políticas públicas de carácter interinstitucional sobre violencia contra las mujeres; e) La remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres; f) El acceso a la justicia de las mujeres que padecen violencia; g) La asistencia integral a las mujeres que padecen violencia en las áreas estatales y privadas que realicen actividades programáticas destinadas a las mujeres y/o en los servicios especializados de violencia.

También se contempló los diferentes tipos de violencia contra la mujeres: física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, y simbólica.

Chile

El proyecto de ley que tipificó el delito de acoso sexual callejero en la legislación chilena incorporó en sus disposiciones la definición de acosos sexual callejero, acosador/a, acosado/a; así como la configuración de delito a través de: actos no verbales como gestos obscenos, jadeos y cualquier sonido gutural de carácter sexual; el pronunciamiento de palabras, comentarios, insinuaciones o expresiones verbales de tipo sexual alusivas al cuerpo, al acto sexual o que resulten humillantes, hostiles u ofensivas hacia otra persona, será sancionado con una pena pecuniaria o disculpas públicas.

Además, dentro de este proyecto se incorporó el acoso sexual callejero consistente en la captación de imágenes, videos o cualquier registro audiovisual del cuerpo de otra persona o alguna parte de él sin su consentimiento.

Políticas públicas y programas internacionales aplicados a la agresión sexual en el transporte público

El Estudio denominado Violencia de Género en el Transporte Público, elaborado por Naciones Unidas y CEPAL en el año 2015, analizó las medidas tomadas por varias ciudades y países de la región Latinoamericana.

Del análisis de las campañas de educación en Chile, Colombia, México y Perú se concluyó que la creciente conciencia ciudadana del problema, su discusión en prensa e internet y la difusión de denuncias a través de las redes sociales, convirtieron el acoso sexual en un problema que requiere ser abordado integralmente por el Estado mediante la legislación respectiva (como ya ocurrió en Perú y está ocurriendo en Chile) además de la formulación de políticas y líneas de trabajo con objetivos de corto y largo plazo en diversos ámbitos.

Estos van desde la educación de la población joven; el empoderamiento de mujeres en el ejercicio de sus derechos de desplazamiento seguro y libre de agresiones sexuales en el transporte público; la capacitación de los trabajadores que se desempeñan en los espacios públicos, los operadores de medios de transporte y el personal que presta asistencia a las personas que denuncian actos de agresión; hasta la construcción de espacios relacionados con la presentación de los servicios de transporte y frecuencia horaria, con el propósito de evitar o mitigar las aglomeraciones.

El aspecto más favorable de las iniciativas puestas en marcha en algunas de las principales ciudades metropolitanas de América Latina es la incorporación del enfoque de género en los medios de transporte público e infraestructura de acceso como problemas de competencia del Estado.

Esto significa que las conductas de agresión sexual en los medios de transporte público han pasado a formar parte de los problemas a enfrentar por las autoridades del sector transporte y no queden restringidas a la agenda de trabajo de las autoridades preocupadas de los asuntos de género o de la mujer.

Nueva Mujer

cintillo Nueva Mujer

Top