Estás aquí
Inicio > Nuestro cuerpo > 4 consejos para atletas embarazadas

4 consejos para atletas embarazadas

El ejercicio intenso durante el embarazo no aumenta el riesgo de complicaciones para la madre o el bebé; en el primer trimestre del embarazo es mejor evitar el sobrecalentamiento.

Atletas Embarazadas: corredoras

Un reciente estudio del Comité Olímpico Internacional (COI) reveló que el ejercicio en atletas embarazadas no es dañino como se pensaba. Incluso puede resultar benéfico tanto para la madre como para el bebé.

A través de un comunicado, el COI informó que en octubre de 2015, 16 especialistas de la Comisión Médica y Científica del Comité se reunieron en Lausanne Suiza para intercambiar su experiencia en estos temas, así como para la revisión de la información existente para identificar futuras áreas de investigación.

Entre otras cosas, el estudio evidenció que el ejercicio intenso durante el embarazo no aumenta el riesgo de complicaciones para la madre o el bebé.

La profesora Kari Bø de la Escuela Noruega de Ciencias del Deporte, integrante del comité de especialistas que desarrollaron el estudio, dijo a BBC que sólo hay unos cuantos estudios de calidad sobre ejercicio en el embarazo, a pesar de que, tanto  las atletas de élite como las mujeres que se ejercitan regularmente lo siguen haciendo durante sus embarazos, lo que no las afecta de manera negativa, ni a ellas ni al feto.

En ese sentido, la especialista hizo las siguientes recomendaciones:

  1. En el primer trimestre es mejor evitar el sobrecalentamiento, por lo que hay que usar ropa ligera y ejercitarse en ambientes ventilados, así como evitar ejercitarse en los días de mucho calor
  2. Las atletas embarazadas que levantan peso, deben reducir la carga con la que entrenan, de lo contrario, esto puede incrementar la presión sanguínea y  obstruir el flujo de sangre hacia el feto.
  3. El buceo no es recomendable durante el embarazo, y las mujeres en el trimestre final deben evitar participar en deportes como fútbol o hockey, y aquellos en los que haya riesgo de choque o caída.
  4. Un pequeño estudio en atletas embarazadas olímpicas mostró que el flujo de sangre al feto se redujo cuando la madre se ejercitó por encima del 90 % de consumo máximo de oxígeno, es decir, que el ejercicio moderado está bien, pero las atletas embarazadas deben abstenerse de realizar mayores esfuerzos durante sus entrenamientos de resistencia.

El Comité señaló que debido al constante aumento del número de mujeres atletas y de mujeres embarazadas en las élites deportivas, se reconoció la necesidad de entender mejor el embarazo y parto en atletas de élite para asegurar que las deportistas puedan tomar decisiones informadas para ellas y sus bebés.

Los resultados de esta investigación ya están disponibles en el British Journal of Sports Medicine. El reporte se publicó en cinco partes, la primera de éstas se dedicó al ejercicio y embarazo, tanto en deportistas recreativas como en atletas de élite.

Fotografía: AP

Redacción

Top